lunes, 15 de septiembre de 2014

Reseña Cuidarte el Alma




Esperé algunos meses para leer al fin Cuidarte el alma de Mariel Ruggieri y poder escribir mi reseña y vaya.
vaya...vaya.
Vaya... vaya...vaya (como diría Gaby) Definitivamente es una novela que se robó y cuidó de mi alma por un par de días.

Debo admitir que nunca pensé que una historia cuyos protagonistas fueran mayores me llegara a cautivar tanto! Pero ésta es una novela fresca, llena de pasión, amor y realidad, que cuenta la historia de Gaby y Andrés (Oh Andrés!) dos personas adultas, de más de 40 años, que encuentran el amor entre ellos de una forma poco común, demostrando que este sentimiento aparece cuando menos te lo esperas.

Esta historia tiene como esencia varias cosas, como la confianza que debemos tener ante la persona que amamos, la esperanza de que todos merecemos ser felices, te enseña de que cuando se ama, lo damos todo, nos preocupamos, ayudamos, somos un apoyo, te muestra que para el amor y la pasión no existen edades ni límites, pero sobretodo, el autoestima, la seguridad con la que muchas mujeres no contamos, porque sí, existen mujeres que creen que no serán felices con alguien a su lado, o que esperan en todo momento que algo malo suceda.

Gaby es tan única, tan... mujer! todo lo analiza, todo lo piensa y en mucha cosas se equivoca, pero lo enfrenta, tal y como muchas mujeres son en realidad, y Andrés...no sé... ¿Dónde se puede encontrar a un hombre como él Mariell? Él es un hombre cuya belleza se refleja más en su interior (aunque en su exterior también). Tiene un corazón enorme, tiene tanto para dar, bondad, encanto, comprensión, y un alma que dan ganas de cuidar para toda la eternidad.

En cada una de las páginas veía reflejada mucha realidad, que es lo que más me gusta de estas novelas. Las reacciones, los problemas y los momentos a los que se tienen que enfrentar los protagonistas, logran que una como lectora se sienta identificada, logran que uno sienta la tristeza, la desolación, las alegrías, los enojos, el amor y la ilusión. Una novela que te hace sentir una serie de sensaciones a flor de piel.

Fácil de leer, encantadora, con personajes secundarios a los que llegas amar, pero que no se apoderan de página tras página. Tiene un balance perfecto, te metes al rollo en cada capítulo y se desenvuelve de una forma tan correcta y liviana que cuando menos te das cuenta y llegás a la palabra FIN y decís... No!...¿Qué? ¿eso es todo? ME ESTÁS JODIENDO MARIEL! QUIERO MÁS! Porque sí! quedás con ganas de más, con ganas de reirte, de ver las locuras de esta pareja de maduros apasionados y de sus hijos, pero a la vez te quedas con una sensación de satisfacción tan increíble, porque el final es perfecto, divertido y merecedor de estos dos personajes que se cuidan el alma mutuamente.

Como siempre digo, muchas gracias a estas grandes escritoras latinoamericanas por escribir estás novelas que nos llenan de ilusión y de esperanzas! Gracias por hacernos creer que en el mundo siempre habrá alguien como Andrés, que esté dispuesto a CUIDARNOS EL ALMA.

2 comentarios:

  1. Esta es la reseña Celia, revisa en las etiquetas, creo que ya lo subieron al blog! :)

    ResponderEliminar